El IPC de Estados Unidos subió un 0,2% en enero respecto al mes anterior.

Este incremento marca una subida del 2,9% interanual. La subida es menor que el 0,3% esperado por los analistas en términos mensuales, aunque superior al 2,8% interanual previsto. El IPC subyacente fue del 0,2% mensual y del 2,3% interanual.