Se mantuvo estable, sin embargo, en su comparativa intermensual. El Índice de Precios de Consumo en EEUU se colocó al mismo nivel que el mes anterior, por debajo de lo que habían previsto los analistas consultados por Bloomberg, que estimaban que repuntaría un 0,1%.

En tasa interanual, por su parte, se situó en el 3%, frente al 3,4% de noviembre, según los datos publicados hoy por el Departamento de Empleo estadounidense. Esa lectura está en línea con lo que habían calculado los expertos.

El IPC subyacente -menos volátil porque no tiene en cuenta los alimentos ni la energía-, subió un 0,1% intermensual mientras que en tasa interanual se mantuvo en el 2,2%.