El embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, William E. Kennard, resaltó hoy que los problemas de las economías de España y Portugal son diferentes de los de Grecia, pero admitió que no sabe si habrá un contagio de la crisis de endeudamiento griega a estos países y dijo que la administración norteamericana sigue la situación "de cerca". "No lo sabemos, lo estamos siguiendo de cerca", explicó el embajador de EEUU al ser preguntado por si EEUU teme un contagio de la crisis griega a otros países de la eurozona como España y Portugal. "España y Portugal tienen economías muy diferentes a la de Grecia. Obviamente, tienen problemas, también la economía de EEUU tiene problemas. Pero los problemas son diferentes", dijo Kennard, que subrayó que el nivel de deuda es "fundamentalmente diferente en España y Portugal en comparación con Grecia" y también "la política fiscal es diferente".