Los precios de importación estadounidenses aumentaron un 0,3% en julio con respecto al mes anterior, cuando cayeron un 0,6% -dato revisado desde el 0,5% inicial-.

En tasa interanual, los precios aumentaron un 14%, por encima del 13,7% de junio, cifra revisada una décima al alza desde el 13,6%.

Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media datos peores. En concreto, estimaban una caída del 0,1% mensual, mientras que en términos interanuales habían estimado un avance del 13,4%.