El grupo francés EDF ha salido del negocio español de la comercialización de electricidad con la venta al grupo suizo Alpiq de su comercializadora en España, Hispaelec. Con esta operación, realizada a través de la filial en España del grupo suizo, Atel Energía, el comprador mejorará su posición como comercializadora independiente de alta tensión en España, según un comunicado difundido hoy.