El grupo eléctrico francés EDF lo tiene todo preparado para hacerse con la británica British Energy, un mes después de haber abandonado su proyecto de compra. EDF habría logrado un acuerdo con los dos accionistas que bloqueraron su oferta anterior, los fondos de inversión Invesco y M&G Investment, según el diario económico galo Les Echos, citando fuentes próximas a la empresa. A finales de julio, EDF se ofreció a comprar British Energy con la bendición del gobierno británico por más de 15.000 millones de euros y el consejo de administración de la empresa gala avaló una oferta de 765 peniques por acción totalmente en efectivo y una variante combinando parte en 'cash' y parte en 'papel' bajo la forma de certificados de valor garantía. Cuando todo parecía cerrado, Invesco y M&G se opusieron alegando que el precio era demasiado bajo.