El Ministerio de Economía ve problemas en que la instancia central que velará por la solvencia y liquidez de las entidades que formen parte de los Sistemas Institucionales de Protección (SIP), que servirán para articular 'fusiones frías' o 'virtuales', sean cajas de ahorros. En un encuentro con periodistas, fuentes del Ministerio explicaron que la instancia central, en la que radicará la dirección única del grupo, tendrá personalidad jurídica, aunque vieron problemas en que sea una caja la que ocupe este puesto. La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y los sindicatos habían pedido de forma reiterada que los SIP pudieran adoptar la forma jurídica de cajas de ahorros, aunque el Gobierno nunca se ha mostrado muy dispuesto a cambiar la normativa en este sentido.