EasyJet fue condenada hoy con una multa de 1,4 millones de euros por trabajo ilegal, según dictaminó el Tribunal de Créteil, al emplear a 170 trabajadores en el aeropuerto de París-Orly con contratos británicos. Según publica el diario francés 'La Tribune', la 'low cost' británica, que recurrirá la decisión, deberá también hacer frente a una sanción de 150.000 euros por no registrar estos contratos, inferior a la pena máxima que pedía la Fiscalía de 250.000 euros.