La textil Dogi registró unas pérdidas de 25,6 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone casi cuadruplicar los 'números rojos' del mismo periodo de 2008, según informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), después de semanas de retraso en la presentación de resultados alegando falta de datos para completar la información financiera por la situación concursal de su filial alemana Penn Elastic. La compañía, en concurso voluntario de acreedores desde el verano, aclaró que de este volumen de pérdidas, un total de 15,7 millones corresponden a la provisión por la situación de Penn Elastic.