El índice no consigue consolidar el giro el viernes, frena las alzas entre la directriz bajista que parte de máximos de MAY11 y la primera resistencia situada en 2.797, y se gira nuevamente con fuerza a la baja.

Movimiento que favorece que el indicador MACD se encuentre próximo a activar señal de venta en gráfico horario y que aleja un escenario de rebote sostenible.

La esperanza para las posiciones largas reside en una estabilización del precio en torno a 2.722 con un posterior giro al alza, comportamiento que permitiría trabajar con una formación de Hombro-Cabeza-Hombro invertido. Si el precio consolida por debajo de 2.722 un escenario de testeo / ruptura del mínimo anual, 2.692, parece lo más factible.


DJ Eurostoxx 50 en gráfico horario