Deutsche Telekom AG podría perder una multimillonaria compensación si las trabas regulatorias provocan el colapso de su acuerdo para vender su negocio T-Mobile USA a AT&T.

El Gobierno estadounidense presentó la semana pasada una demanda para bloquear la compra de T-Mobile USA por AT&T, una adquisición que puede colocar a la compañía resultante por encima de Verizon Wireless como la mayor del sector en Estados Unidos.  

Deutsche Telekom AG vendería esta sección por 39.000 millones de dólares (27.500 millones de euros).

Como parte del acuerdo con AT&T, Deutsche Telekom había asegurado un cargo por la cancelación del negocio de 6.000 millones de dólares, en efectivo y otros activos, si los reguladores rechazan el acuerdo.

La adquisición está pendiente de recibir la aprobación regulatoria.