La compañía alemana de telecomunicaciones Deutsche Telekon ha adquirido Orange en Holanda por 1.300 millones de euros (1.842 millones de dólares) sin deudas. La Comisión Europea (CE) ya ha aprobado la operación, que se cerrará previsiblemente el 1 de octubre.
La filial de telefonía móvil en Holanda de Deutsche Telekom, T-Mobile Netherlands, ha llegado a un acuerdo de compra con France Télécom. Deutsche Telekom prevé ahorrar 1.000 millones de euros (1.417 millones de dólares), la mitad de ellos en los seis primeros años, principalmente, por la integración de redes y la reducción de gastos de mercadotecnia. El presidente de Deutsche Telekom, René Obermann, aseguraba que "queremos crecer en el extranjero con la telefonía móvil". T-Mobile y Orange tienen juntas en Holanda 4,8 millones de clientes de telefonía móvil, según cifras actuales. Deutsche Telekom es el tercer operador de telefonía móvil en Holanda, donde tuvo el pasado año una facturación de 1.100 millones de euros (1.559 millones de dólares), mientras Orange es el cuarto con un volumen de negocios de 600 millones de euros (850 millones de dólares) y más de 2 millones de clientes. T-Mobile y Orange tendrán juntas este año en Holanda un beneficio antes de intereses e impuestos (Ebitda) de 120 millones de euros (170 millones de dólares).