El Deutsche Bank, el principal instituto crediticio privado de Alemania, ha registrado en el primer trimestre del presente año pérdidas de 141 millones de euros, tras un superávit de 2.100 millones de euros el pasado año. Las pérdidas son las primeras que registra el citado banco en cinco años y se deben a la crisis financiera internacional, que han gravado entre enero y marzo pasados el negocio de Deutsche Bank con 3.700 millones de euros, 200 millones mas que los anunciados inicialmente.