El primer banco alemán en activos, Deutsche Bank, ha aumentado en el primer trimestre del año su beneficio neto hasta la cifra récord de 2.100 millones de euros. Esto es un 29 por ciento superior a lo logrado en el mismo periodo de 2006.
Según la entidad de crédito germana, estas ganancias suponen el mejor resultado trimestral de su historia y se deben al aumento de los ingresos en banca de inversión. Los ingresos netos mejoraron entre enero y marzo un 20 por ciento, hasta 9.600 millones de euros (13.056 millones de dólares), en comparación con las cifras de los tres primeros meses del pasado año. El presidente de la entidad, Josef Ackermann, dijo que "Deutsche Bank está posicionado extraordinariamente para crecer con rentabilidad en sus áreas de negocio". El primer banco alemán obtuvo en el primer trimestre un rendimiento sobre el capital social antes de impuestos del 45 por ciento, por lo que ha superado notablemente el objetivo del 25 por ciento que Ackermann se había fijado para el conjunto del año. El presidente de Deutsche Bank consideró que "pese a la corrección actual del mercado inmobiliario, la situación económica en EEUU es robusta y en Europa la dinámica de crecimiento y la confianza en el futuro es estable". Los ingresos por la venta y gestión de acciones y deuda subió entre enero y marzo un 16 por ciento, hasta 5.100 millones de euros (6.936 millones de dólares), frente a las cifras del primer trimestre de 2006. Las provisiones para créditos morosos de Deutsche Bank aumentaron en los tres primeros meses del año hasta 98 millones de euros (133 millones de dólares), frente a los 9 millones de los mismos meses del ejercicio económico anterior.