Los meses estivales han mostrado una controlada debilidad en la mayor parte de los mercados europeos, exceptuando algunos como el italiano.

A nivel técnico destacaríamos los siguientes movimientos relevantes de cara al medio plazo:

El IBEX35 ha infringido el paso de la directriz alcista desde los mínimos de junio del pasado año. Se forma así una zona de techo potencialmente importante de cara al medio plazo entre los máximos de ese mes en 11200 puntos y los máximos de 2015 en 11700 puntos.

El selectivo español no ha sido el único caso en cuestión de índices:

En el caso de valores españoles también hemos asistido a pérdidas importantes de referencias, que sugieren que la zona de máximos de junio, o por cercanía, desde los máximos de junio hasta los máximos de 2015 podría formarse un techo relevante de cara al medio plazo:

En el corto plazo se tratará de ver en qué niveles es más probable se inicie un movimiento de rebote técnico, lo cual, a día de hoy, no se contempla con un IBEX35 por debajo de 10765 puntos, nivel por encima del cual se abrirían de nuevo búsquedas hacia 11200 puntos:

Los soportes en el selectivo español se sitúan en:

Muy corto plazo en 10130 puntos (mínimos de la semana pasada)

Corto plazo en 9800 puntos (38% de corrección a impulso alcista desde mínimos Brexit)

Corto plazo en 9250-9350 puntos (importante resistencia durante 2016, ahora soporte)

Escenario IBEX35:

Aunque la pata alcista hasta los máximos de junio ha sido más violenta de lo previsto en el escenario expuesto en mayo del año pasado, en el medio/largo plazo mantendríamos el boceto de entonces, diferenciando tres fases:

FASE 1: caídas hacia mínimos de febrero 2016. (Brexit)

FASE 2: importante rebote desde los niveles de mínimos de febrero (Brexit- ¿zona máximos junio 2017?)

FASE 3: réplica bajista importante hacia niveles de mínimos Brexit o inferiores. (¿2017-2018?)

En este sentido, mantenemos la tesis de los últimos meses: tras haber alcanzado el IBEX35 niveles de 11.200 puntos, se trata de ver dónde tiene más opciones de dirigirse en el medio plazo en el siguiente movimiento, ¿hacia los 13.000 u 8.000 puntos?

El estado excepcional que presentan los indicadores lentos de importantes valores ha venido trayendo, hasta ahora siempre, periodos menos rentables en el medio plazo, sugiriendo así la proximidad del comienzo de un periodo más conflictivo de fondo. Ello nos invita a pensar en la segunda opción planteada.

Por las diferentes razones expuestas en la sección de análisis técnico de renta4.com (Perspectivas técnicas e ideas de inversión) pensamos que si en junio de 2016 (Brexit) el fondo de mercado era prometedor, actualmente no pensamos que lo sea. Recomendamos infraponderar renta variable en el medio plazo, aprovechando los rebotes que las correcciones vayan produciendo para reducir exposición.