Elegir entre el pago de acciones de nueva emisión o efectivo. Es la elección que propone Banco Santander con el dividendo elección. Un día después de que los derechos comiencen a cotizar siguen las dudas ¿qué hacer con ellos?

Los inversores tendrán hasta el 26 de octubre para decidir. Esa es la fecha límite para solicitar la venta de los derechos al Santander a cambio de un importe previamente tasado (0,1260 euros por título). El plazo se prolonga hasta el 31 para el caso de que se desee vender los derechos en el mercado; y si la decisión es no moverse, pasada esa fecha, el accionista recibirá los títulos que le corresponda.  El canje será de una acción por cada 49 títulos. Llegados a este punto ¿cuál es la mejor opción?

En la comunidad de Estrategias de Inversión se plantean la misma pregunta.  La mayoría de las opiniones reconocen que, tal y como está la situación, lo mejor es recibir el efectivo pues "tienes márgen operativo y si esperas a recibir las acciones...". Y recuerdan que en BBVA comunicaron que "el 91% de los accionistas se decantaron por las acciones. Como son los dos gemelos, al menos es un punto de apoyo y referencia relativa", informan.

Pero ¿por qué este porcentaje tan elevado? Los usuarios suponen que  "muchos de esos derechos no son de pequeños inversores, y si se venden en masa para recibir acciones es que, por mi lógica, se espera una mayor compensación en tener acciones que en recibir el dinero líquido de los derechos." Visto de forma rápida, es un buen augurio para estos bancos, porque, como dices tú, siempre se pueden comprar acciones en cualquiero momento y el dinero líquido es lo más práctico en momentos como estos...pero es que esa es la contradicción.

Parece que los usuarios de la Comunidad lo tienen claro. Pero ¿cuál será la mejor opción?Pinche aquí y opine.