Michael Dell, director ejecutivo de la compañía, ha declarado que Dell ha pasado de los ordenadores personales a los servidores y al almacenamiento y los centros de datos en este periodo.


Michael Dell ha dicho que su mensaje a Wall Street es simple: “Dell es ahora realmente una empresa de soluciones”, tal y como recoge la CNBC.

“Miras los importantes progresos que hemos hecho en el centro de datos de próxima generación, en la protección de la información de datos, en seguridad y en el área de servicios de nuestra empresa y ves los resultados", ha afirmado el director general. "Nuestros beneficios por acción han aumentado un 100% en los últimos 12 meses. Se trata de una empresa diferente de la que era hace cinco años” ha añadido.

“Las compras de propiedad intelectual crítica han sido importantes, al igual que una inversión de 1.000 millones para el crecimiento interior y la innovación” ha explicado. Dell ha sido entrevistado por la CNBC en Austin, Texas, antes de que tuviera lugar la reunión anual de los inversores de la compañía.

Durante la reunión, el presidente financiero, Brian Gladden, ha dicho que Dell está siendo "selectiva y paciente, mientras pensamos en nuestra estrategia de compras, y creemos que podemos ofrecer altos rendimientos procedentes de los acuerdos que hemos hecho”.

Michael Dell ha declarado que no ha visto ningún cambio drástico en la demanda global de su amplia gama de clientes, con la posible excepción de los más pequeños.

“Estamos en un negocio de productividad. El negocio quiere productividad. Las instituciones quieren productividad. La única manera de conseguirla es con información tecnológica” ha afirmado. “Me siento muy bien con nuestro negocio” ha finalizado.

Sin embargo, las preguntas sobre el futuro de los ordenadores. Preguntado por la popularidad de las tabletas, ha expuesto que “hay 1.500 millones de ordenadores en el mundo, en comparación con las 50 millones de tabletas”.

Dell experimenta un incremento del 2,00% hasta los 16,33 dólares por acción.