Toca un respiro. En la jornada del martes, el selectivo de industriales conquistó la cota histórica de los 15.000 puntos y lo hizo acompañado por un S&P 500 marcando máximos intradía. El premio Nobel de Economía, Nouriel Roubini, ha descartado una "burbuja bursátil", aunque, eso sí, afirma que "podría llegar un crash". La falta de noticias macroeconómicas ha desinflado a la renta variable estadounidense que no encuentra motivos para seguir conquistando nuevas cotas. Y en la misma apatía se mantiene el par euro/dólar, en el nivel del 1,31, sin mayor novedad. 

Mientras en Japón se preguntan si el rally "terminará en lágrimas" a tenor de tal y como se está comportando el mercado, en Estados Unidos el Dow Jones ha pisado el freno después de conquistar los 15.000 puntos. Peter Schiff, presidente del Euro Pacific Capital, asegura que "Japón tan sólo está preparando su próxima crisis".

En todo caso, hay opiniones para todos los gustos si tenemos en cuenta a Gene Peroni, portfolio manager en Advisors Asset Management. El experto no descarta ver al Dow Jones "golpeando los 18.000 puntos"...aunque no será hoy. El selectivo de industriales confirma la débil tendencia de la preapertura tras el máximo conquistado ayer en los 15.000 enteros. Se deja un 0,22% hasta los 15.022 puntos.

La falta de datos macroeconómicos de relevancia no ayuda a impulsar al mercado al alza, sin duda. Este miércoles se darán a conocer las solicitudes de hipotecas y los inventarios de crudo. De momento, el barril de oil Texas cotiza a la baja ligeramente en los 95,45 dólares.  Así, los dos selectivos restantes se contagian de los recortes, no superiores, en todo caso, al 0,20%, y se colocan en los 1.622 puntos del S&P 500 y los 3.390 enteros del tecnológico Nasdaq. 

"La gente está convencida de que están perdiendo el tren si no están plenamente invertidos en el mercado de renta variable en estos momentos", reconoce Eric Kuby, jefe de Inversiones de North Star Investment Management Corporation en Chicago. 

La bolsa neoyorquina protagoniza un rally que no tiene fin, a pesar de que el premio Nobel de Economía, Nouriel Roubini, reconoce que "el crash podría llegar" pese a que descarta "una burbuja en las bolsas".

Es más, la subida de las bolsas se está realizando con fuerza como indica, por ejemplo, el cierre de ayer del S&P 500 en el que nueve de sus diez índices registraron subidas. El selectivo marcó un nuevo récord intradía en la jornada del martes.

En terreno empresarial, serán News Corporation y Groupon los gigantes que den a conocer sus resultados trimestrales. Los analistas de Thomson Reuters esperan un beneficio de 36 céntimos por acción, menos que los 37 céntimos obtenidos el rimestre previo. Darán a conocer sus cuentas tras el toque de campana. Walt Disney ha presentado sus resultados también por encima de expectativas. Lo hizo ayer al cierre del mercado neoyorquino. 

El par euro/dólar se coloca en el cambio del 1,3130, mientras que el bono estadounidense se queda en el 1,78% de rentabilidad exigida. Todo, con ganancias generalizadas -aunque moderadas- entre las bolsas europeas que dan soporte a una apertura alcista en Wall Street. 

La onza de oro se coloca, por su parte, en los 1.466 dólares. Según un análisis de Scotia Mocatta, "habrá más cotización lateral entre los 1.441 y los 1.495 dólares antes de que el metal experimente otra caída hacia los 1.323 dólares". En su opinión, la demanda del metal de oro está cayendo en estos momentos.