El ministro de Economía y Hacienda británico Alistair Darling ha afirmado que la tendencia subyacente de la economía británica es extremadamente fuerte y ha expresado su confianza en el que el país puede superar las turbulencias causadas por la crisis crediticia. En declaraciones realizadas a un programa de radio, Darling ha dicho que mantiene la previsión de crecimiento para este año entre el 1,75% y el 2,25%.