El ministro británico de economía, Alistair Darling, ha advertido de que el aumento de los precios del petróleo y el fracaso de algunos países europeos de poner en orden sus bancos pueden frenar el crecimiento de la economía británica. Así lo afirmó Darling en una entrevista con el diario "Financial Times" (FT) publicada hoy, en la que manifestó su confianza sobre la economía, pero dejó claro que es también "cauteloso". El ministro indicará en la reunión del Grupo de los Ocho (G8, los siete países más ricos del mundo y Rusia), que se celebrará este fin de semana en Italia, que aún hay nubes en el horizonte.