Danone mantuvo sus objetivos anuales pese al aumento en los costos de las materias primas y complejas condiciones económicas, y reportó un alza de un 8,5% en sus ventas durante el primer trimestre del 2011.

La facturación de Danone fue de 4.757 millones de euros, impulsadas por su fusión de productos lácteos con la firma rusa Unimilk completada en noviembre pasado, así como por un alza en los precios.