El grupo automovilístico aprobó hoy la puesta en marcha de un proceso de recompra de acciones de la empresa, tal y como se autorizó durante la junta general de accionistas del pasado 4 de abril, por un total de 7.500 millones de euros, lo que representará cerca del 10% de los títulos preferentes, informó hoy la compañía. La multinacional indicó que esta operación es un paso lógico para lograr una mayor liquidez en el negocio industrial, así como una posibilidad de lograr ingresos y flujos de caja en todas sus divisiones.