DaimlerChrysler niega haber cometido irregularidades en relación con las ventas de acciones en el grupo aeroespacial EADS antes de que se desplomaran al emerger los problemas con el superjumbo A380 de su filial Airbus. El consejero delegado de Dieter Zetsche en una junta de accionistas, ha dicho que no han hecho nada reprochable y ha destacado que una investigación interna sobre un supuesto uso de información privilegiada no había hallado evidencias de comportamiento impropio en la compañía.