"¿Cuándo dirán que no pueden más?", se pregunta el economista Paul Krugman y resulta que no es el único. El mercado de deuda se resiente y el bono español a diez años vuelve a la peligrosa zona del 6%. La situación no es mejor para la renta variable donde el Ibex 35 dice adiós a los 8.000 puntos con un tremendo desplome (-3,92%)y arrastrado por la banca con pérdidas cercanas al 5%. 
 
La noticia conocida a última hora de este martes ha levantado una polvareda en forma de pérdidas en la renta variable europea. El núcleo duro de la Unión Europea, esto es, Alemania, Holanda y Finlandia se han negado a asumir las pérdidas de la banca previas a la entrada en acción del Fondo de Rescate Permanente. 

El desplome del Ibex 35 es evidente. Este miércoles ha pasado a ser una jornada negra con pérdidas del 3,92% y se descuelga hasta los 7,854 puntos. Con una caída similar se encuentra la Bolsa de Milán y algo más contenidos son los recortes en Frankurt donde el Dax pierde cerca del 2%, mientras que el Cac 40 parisino recorta otro 2,5%. 

En España todo se acerca. Las protestas de ayer ayudan a aumentar las dudas sobre la solvencia de nuestro país y a ello mañana se suma la presentación de las líneas generales de los Presupuestos Generales del Estado, el viernes la evaluación de las auditorías a la banca por parte de la consultora Oliver Wyman y el sábado el detalle pormenorizado de las cuentas para el 2013. Todo puede suceder. 

De momento, la banca sufre y lo hace con significativas pérdidas del 4,83% para BBVA y otro 4,51% se deja el Banco Santander, a pesar del éxito de la colocación de sus títulos en la salida a bolsa de su filial mexicana. Telefónica se deja este miércoles otro 4,67%, con Inditex siendo el blue chip que menos sufre del selectivo pese a que se aleja de los 100 euros/acción. Hoy recorta un 0,8%. 

La desconfianza sobre nuestro país se traduce en menos inversión y, por tanto, en infraestructuras. Las constructoras se colocan a la cola del Ibex 35. Acciona se desploma un 9,67%, mientras que FCC se deja otro 9,11% en su segundo puesto por la cola sólo por delante de Sacyr Vallehermoso (-8,96%)

Los rumores, por cierto, apuntan a que el informe realizado a la banca va a desvelar mayores necesidades de las estimadas para dos medianas, el Banco Sabadell y el Popular que hoy -no podía ser menos- pierden en línea con el sector financiero un 4,12% y otro 3,21%, respectivamente. 


Mercado de deuda
La paciencia de los inversores tiene su límite y esto ha hecho repuntar de manera considerable todos los diferenciales que no hacen sino mermar aún más la capacidad de pago española. El déficit del Estado cerró los 8 primeros meses del año en el 4,77% -por encima ya del techo marcado por Bruselas- y lo hizo en buena medida debido al pago de intereses por la deuda, 13.000 millones de euros por encima de lo presupuestado. 

La cuestión es que España no se decide por solicitar el rescate a Europa y la contención en el mercado secundario no es eterna. Así las cosas, la prima de riesgo escala 44 puntos básicos hasta los 461 pb, niveles previos al anuncio de compra de deuda del BCE. El bono a diez años bate la cota preocupante del 6% de rentabilidad esta jornada. Sube un 4,9% hasta el 6,1%. 

Tampoco ayuda -aunque dicen fuentes del mercado que afecta mucho menos- el último informe elaborado por el Banco de España. Asegura la entidad que la economía "sigue cayendo a un ritmo significativo" durante el tercer trimestre del año. 

En terreno de divisas, el par euro/dólar pierde la cota del 1,29; cotiza a esta hora en 1,2856 en medio de la incertidumbre por el futuro del euro. Wall Street opta por el rojo en esta jornada de bajistas con el Dow Jones aún por debajo de los 13.500 puntos.