El mayor banco suizo por capitalización bursátil ha registrado un beneficio en el cuarto trimestre del año de 793 millones de francos suizos (746 millones de dólares). Estas ganancias contastan con las pérdidas de 6.020 millones que obtuvo en el mismo periodo de 2008, pero han sido muy inferiores a los 1.280 millones de francos suizos que pronosticaban los expertos.