El banco suizo Credit Suisse registró un beneficio neto de 2.729 millones de francos suizos en el primer trimestre, un 5% más, frente a los 2.604 millones del mismo período del año anterior, gracias a la buena marcha de todas sus filiales.
Los analistas esperaban un beneficio neto de entre 2.341 y 2.879 millones de francos suizos. Respecto a las perspectivas de futuro, Credit Suisse asegura que su previsión continúa sólida y que es optimista respecto al crecimiento en el largo plazo para la banca de inversión, la banca privada y la gestión de activos debido a la buena marcha de la economía. Sin embargo, la entidad advierte de que no puede descartarse una corrección y que espera una creciente volatilidad del mercado.