El Grupo Credit Suisse recibió la aprobación del regulador chino para su inversión del 33,3% en la empresa financiera conjunta formada con Founder Securities para entrar en un mercado bursátil que alcanzó en 2007 los 68.000 millones de dólares. Según informó el portal chino Crienglish, el banco suizo con sede central en Zúrich, podrá así con su empresa conjunta hacer operaciones sindicadas en moneda extranjera y bonos gubernamentales y corporativos. Se trata de la primera aprobación en el sector desde que China anunció en diciembre que mantenía el tope del 33% para la propiedad extranjera de bancos de inversión y limitara su participación como agentes intermediarios.