La Comisión de la Competencia de Reino Unido no descarta que el gestor aeroportuario BAA, propiedad de Grupo Ferrovial, tenga que vender su lucrativo aeropuerto Heathrow en el marco del paquete de medidas para aumentar la competencia en el sector aeroportuario británico. La comisión recomendó el miércoles a BAA la venta de dos de sus tres aeropuertos londinenses, además de uno de los escoceses, el de Glasgow o el de Edimburgo. Las propuestas fueron más allá de lo esperado.