El banco alemán Commerzbank, parcialmente nacionalizado tras recibir ayudas públicas de 18.200 millones de euros, concluyó el primer trimestre del año con un beneficio neto de 708 millones de euros, lo que supone su primer resultado positivo en siete trimestres y contrasta con las pérdidas de 864 millones de euros del mismo periodo de 2009, informó la entidad. La segunda mayor entidad alemana por activos precisó que los ingresos por intereses netos aumentaron un 11,6% respecto al año pasado, hasta 1.888 millones de euros, mientras que las provisiones por préstamos dudosos bajaron un 23,7%.