El periodo de vacaciones de julio y agosto comenzará mañana con un repunte en los precios de los principales combustibles de automoción en el último mes que alcanza el 12% en el caso de la gasolina y el 9,5% en el del gasóleo. Pese el encarecimiento de las últimas semanas, los automovilistas podrán llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros por 60,5 euros, y el de gasóleo por 52,8 euros, lo que supone un precio un 11% y un 25%, respectivamente, inferior al de hace un año, cuando los combustibles se encontraban en niveles cercanos al máximo histórico. Para la campaña de julio y agosto, la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que se produzcan 84 millones de desplazamientos, cifra similar a la registrada el año pasado, pero un 4,5% inferior a la del verano de 2007, cuando se produjeron 88 millones de desplazamientos. En julio habrá 40,5 millones de desplazamientos y en agosto, otros 43,4 millones.