Inmobiliaria Colonial ha anunciado que no ha tomado ninguna decisión sobre la venta de su participación en Fomento de Construcciones y Contratas que asciende al 15% del capital de la constructora. Es su respuesta a la CNMV ante las especulaciones que apuntan a posibles desinversiones para atender a sus obligaciones con respecto a su elevada deuda, tras la salida de su presidente Luis Portillo. Colonial insiste en su escrito en que ha cumplido con sus previsiones para el ejercicio 2007, y por ello descarta "adoptar medidas extraordinarias".
En este sentido, precisa que la venta de activos en 2007 ascendió a 839 millones de euros y que las operaciones responden a su política de rotación de haberes. Abertis y la Caixa anunciaron el lunes el cierre de un acuerdo con Colonial por el cual adquieren inmuebles por un total de 308,6 millones de euros. Estos movimientos fueron interpretados como operaciones de rescate para sacar a Colonial del aprieto tras perder casi un 40% de su valor en bolsa en los últimos días ante su situación financiera. Además, Colonial hace referencia en su nota a su participación de casi el 85% en la francesa Societe Fonciere Lyonnaise (SFL) para señalar que la reducirá hasta por debajo del 60% con el fin de acatar la normativa francesa que impide a un accionista extranjero ostentar un paquete accionarial superior a este límite en una inmobiliaria cotizada en Francia y acogerse al régimen fiscal SIIC. Esta venta tendrá lugar a lo largo del ejercicio 2008.