Colonial está ya controlada en alrededor del 82% de su capital social por parte de sus principales bancos acreedores, después de que canjearan por acciones las obligaciones de la inmobiliaria con que contaban. El canje de bonos por acciones constituye uno de los principales puntos del acuerdo de refinanciación que Colonial alcanzó recientemente con sus bancos para reestructurar su deuda de 4.800 millones de euros.