La inmobiliaria Colonial ha cerrado el acuerdo para la reestructuración de 4.900 millones de euros de deuda, según informaron fuentes conocederoras de la operación.  "Se ha cerrado ya el acuerdo para la reestructuración de la deuda", señalaron las mismas fuentes, después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidiera suspender la cotización de los títulos de la inmobiliaria minutos antes de la apertura del mercado.
El consejo de administración de Colonial aprobó la semana pasada los "términos y condiciones" de su plan de "reestructuración" para 4.900 millones de euros de deuda, el grueso de los 6.200 millones que la inmobiliaria actualmente soporta.

La compañía indicó en esa fecha que, no obstante, "no puede entenderse que exista una reestructuración de la deuda en tanto no se suscriban los acuerdos definitivos".

En este punto, Colonial afirmó que seguía manteniendo conversaciones con las entidades financieras "con la finalidad de conseguir su adhesión al acuerdo de reestructuración".

Colonial abrió una nueva negociación sobre su deuda en junio de 2009, justo un año después de alcanzar un primer acuerdo y casi un año y medio después de que un grupo de entidades financieras, entre las que destacan 'La Caixa' y Banco Popular, se hicieran en conjunto con un 23,8% del capital de Colonial al quedase con acciones del ex accionista de control del grupo, Luis Portillo, ante sus problemas para afrontar su endeudamiento.