Las acciones de Inmobiliaria Colonial cerraron con un recorte del 13,30% hasta los 1,63 euros después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores levantara la suspensión de la negociación de los títulos que pesaba sobre el valor desde antes del comienzo de la sesión de ayer. En las dos últimas sesiones de 2007 las acciones de Colonial habían perdido un 37,75% de su valor y, en todo el año, más de un 62%. Mientras, Portillo, ex presidente de la inmobiliaria cree que tener contratos de derivados financieros y otros productos similares ligados a acciones de la compañía no ha sido la causa de la fuerte caída en bolsa de la compañía.
Tras el levantamiento de la suspensión, poco antes de la apertura hoy del mercado, los títulos de Colonial comenzaban a caer y, poco después de las 10.00, habían perdido un 20,74%, de modo que las acciones se cambiaban a 1,49 euros frente a los 1,88 euros a los que cerraron la sesión del viernes. Hasta esa hora, los inversores habían intercambiado 10,6 millones de acciones de Colonial por un valor de 18,4 millones de euros. En las dos últimas sesiones de 2007 las acciones de Colonial habían perdido un 37,75% de su valor y, en todo el año, más de un 62%.