El grupo de juego privado Codere ha debutado en la Bolsa española con una subida del 0,71%, al fijar su primer cambio en 21,15 euros, frente a los 21 euros a los que fueron colocados sus títulos durante su oferta pública de venta y suscripción. Sin embargo, a las dos horas de negocio, extiende sus ganancias y se revaloriza un 5,67 hasta los 22,19 euros. El protagonista de la sexta salida a bolsa del año, llega al mercado al tercer intento y en un momento álgido de la renta variable española, que está en máximos históricos.
La compañía, la primera del sector de los juegos de azar que cotiza en España, decidió adelantar su salida a bolsa casi una semana, algo inusual, ante la buen acogida de su oferta, reservada a inversores institucionales. Tras el tradicional toque de campana "virtual" con el que el parqué madrileño da la bienvenida a las nuevas cotizadas, el presidente y consejero delegado de Codere, José Antonio Martínez, ha señalado que el crecimiento que presenta la compañía no se ha pagado en el precio de salida, por lo que lo hay que dar tiempo a los mercados para que se ajusten precios y valores. Además, ha destacado que se han incorporado a la compañía inversores "de mucha calidad", algunos con mas del 1% del capital y "muchos a largo plazo". Martínez ha explicado que los mercados de fuera de España "sí valoran la actividad" de Codere y entienden que las compañías profesionales de juego, que son "una outsourcing" de los gobiernos, no sólo para recabar impuestos, sino también canalizar hacia lo legal la demanda de juego y limitar su impacto social. Coloca más de 10,8 millones de acciones A través de la oferta pública de venta y de suscripción, Codere ha colocado en el mercado 10,8 millones de acciones, equivalentes al 19,59% de su capital, un porcentaje que se elevaría al 21,55% si las entidades colocadoras ejercitan su opción de compra (green-shoe) por otro millón de acciones. Los fondos obtenidos con su salida a bolsa se invertirán en México para afrontar los pagos de la compra del 49% de ICELA y la adquisición de la participación de un accionista minoritario en las distintas filiales en las que está presente Codere México, principalmente en CTH y CIMSA. Codere, que no descarta compras en España e Italia siempre que no se incremente su ratio de deuda, gestiona más de 49.316 terminales de juego, 124 salas de bingo, 56 salas de apuestas deportivas, dos hipódromos y cinco casinos en España, Italia, Argentina, Brasil, Colombia, México, Panamá y Uruguay. No repartirá dividendo Inicialmente, la compañía no tiene intención de repartir dividendos a corto y medio plazo, según su presidente y consejero delegado, que explicó que decidieron reservar la operación a inversores institucionales por el desconocimiento que existe del sector entre los pequeños ahorradores. En lo que va de año, también han saltado al parqué la inmobiliaria Realia, el grupo de oftalmología y estética Clínica Baviera, la compañía de energía solar Solaria, los laboratorios Almirall y Criteria, la cartera de participaciones de La Caixa