La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) informa a los inversores sobre el funcionamiento de las cuotas participativas, valores de renta variable que emiten las cajas de ahorros, pero "que revisten mayor complejidad" que las acciones, después de autorizar ayer el folleto de salida a bolsa de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).
El organismo supervisor de los mercados explica en 'el rincón del inversor', que figura en su página web, que el valor de las cuotas corresponde a un porcentaje del patrimonio de la caja, que se pueden comprar y vender en bolsa y que dan derecho al dividendo que la entidad reparta cada año. No obstante, incide en que las cuotas participativas se diferencian de las acciones en diversos aspectos, como que no dan el derecho de voto que normalmente dan éstas, ni pueden ser representadas en los órganos de la caja. Los beneficios de la caja se dividirán entre ésta y los cuotapartícipes en proporción a sus respectivas participaciones. No obstante, a la hora de distribuirlos, el dividendo que recibirán los propietarios de cuotas será proporcionalmente superior al dividendo que se destine a la obra benéfica social de la entidad. La CNMV precisa que como el dividendo repartido a los cuotapartícipes será proporcionalmente superior al asignado a la entidad, los propietarios de cuotas perderán participación relativa en los beneficios futuros de la caja. Asimismo, indica que por las características de esta emisión de la CAM, la distribución a los cuotapartícipes de ese plus de dividendos podría implicar, además, la pérdida progresiva de la participación que inicialmente les corresponde en las plusvalías latentes de la CAM en el momento de la emisión. Según el folleto de emisión, la CAM va a realizar un test de conveniencia antes de la colocación de cuotas a todos sus clientes, recabando información sobre sus conocimientos y experiencia inversora, valorándolos e informando al cliente en el caso de que el producto no sea adecuado. Asimismo, la caja alicantina también deberá informar a su clientela de los posibles conflictos de interés, al ser emisora y comercializadora de estos valores.