El grupo oftalmológico y de estética Clínica Baviera obtuvo un beneficio neto de 1,2 millones de euros en los tres primeros meses del año, el 65,9 por ciento menos que en el mismo período de 2008, por los gastos operativos contabilizados, que crecieron un 15,7 por ciento. Las cuentas remitidas hoy por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) señalan que el importe neto de la cifra de negocio de la compañía ascendió a 22,14 millones, un 1,6 por ciento por encima del dato registrado un año antes.
El resultado bruto de explotación o EBITDA se situó en 4,18 millones, un 35,8 por ciento menos, aunque sin tener en cuenta los gastos extraordinarios por importe de 273.000 euros el Ebitda habría disminuido un 31,6 por ciento.

El principal negocio del grupo, la división oftalmológica Clínica Baviera, aportó 18,8 millones de euros, el 7,7 por ciento más, pese al descenso del 10,6 por ciento de las ventas en el mercado doméstico, hasta los 15,6 millones.

El resultado de esta división se debió al incremento de la actividad en Italia, que multiplicó por nueve sus ingresos (246.000 euros) y al buen comportamiento de Care Vision, que facturó tres millones en el primer trimestre, después de que Clínica Baviera integrara esta sociedad en sus cuentas en junio de 2008.

En el caso de la división de medicina y cirugía estética Clínica Londres, ingresó 3,3 millones en el primer trimestre, el 23,5 por ciento menos que un año antes, a pesar de los gastos extraordinarios de 700.000 euros por indemnizaciones y nuevas contrataciones en los que ha incurrido en los dos primeros meses del año, que han generado un ahorro anual estimado superior a un millón de euros.

Durante los tres primeros meses del año, el grupo invirtió 693.000 euros, en tanto que la deuda financiera alcanzó los 21 millones de euros, de los que 3,5 millones son a corto plazo.

La empresa prevé llevar a cabo 7 aperturas durante 2009, de forma que espera cerrar el año con 74 centros abiertos.