Formarse, seleccionar con acierto el mercado o activo en el que se quiere operar, detectar y atacar las tendencias de los mercados y usar los productos adecuados para ello son las bases de un trader de éxito. Por ello, los expertos del Trading más destacados del panorama nacional e internacional nos desvelaron las claves y estrategias para tener éxito en las operativas en las jornadas del Trading Room.


LAS BASES DE UN BUEN TRADER

“Análisis técnico, análisis fundamental -para saber lo que está sucediendo- y gestión del riesgo”, éstas son las patas sobre las que se asienta el Trading, indica Eduardo Bolinches, director de Bolsacash. No obstante, también hay que hacer uso de dos armas dentro de nosotros: la psicología y el autocontrol; pues la impulsividad, los nervios, la codicia… pueden jugar en nuestra contra a la hora de especular. Por ello, Gerardo Ortega, analista independiente y colaborador de CMC Markets, dice que “hay que sumar y tener la habilidad de entrar y salir del mercado”. El fundamental – prosigue Ortega- es la capacidad analítica. Si al análisis “le ponemos sentido común será improbable – por no decir imposible- descapitalizar una cuenta”. Pero ¿qué es el sentido común? Primero el money management. “No puedo destinar toda mi cartera invertir en Veolia, por ejemplo”. Y después, la mente. “Tenemos que tener una actitud adecuada”.

SELECCIONAR EL MERCADO

Materias primas y divisas
Los mercados de divisas y materias primas ofrece una gran ventaja al inversor: no cierran. Con ello, se evitan los gaps o saltos de cotización (excepto los fines de semana), que sí se suceden en los mercados de acciones, y los gráficos son limpios.
Dentro del mercado de materias primas, Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, sugiere una estrategia de pares entre el petróleo Brent frente al West Texas. “El primero ha subido un 16%, en tanto que el segundo casi ha subido la mitad, una divergencia que se puede aprovechar. “NO creo que esos activos vayan a moverse hacia un punto común sino que el Brent seguirá apreciándose más que el West Texas por lo que habrá que ponerse corto en uno y largo en otro para arbitrar”.

En el mercado de Forex, uno de los preferidos por los traders, Miguel Ángel Rodríguez, analista de XTB, indica que “el euro-dólar se ha recuperado hasta el nivel de 1,32 sin ninguna noticia, por lo que creo que lo más probable es que caiga. Como la volatilidad después de una declaración de un presidente del BCE es muy alta y porque las interpretaciones de los traders son diversas, a mí me gusta estar corto en el par”. El estocástico está sobrecomprado, en 1,3280 hay una resistencia por lo que, a medida que se acerque el momento pondría posiciones cortas, vendería 1/3 de la posición y a medida que vaya saliendo la noticia voy incrementando. Eso sí, siempre con un stop loss”. Los objetivos se irían calculando, “seguramente serán por debajo de 1,3070 dólares”, indica el experto.

Futuros
A la hora de operar sobre futuros, “es suficiente con un gráfico y una tabla del volumen. Esto es información, nos da la impresión de la velocidad puesto que si aumenta en los niveles cercanos a un techo va a seguir subiendo”, indica Rubén Vilela, trader en first-trader.com. El volumen es muy importante, según el analista, puesto que ayuda a dar “solidez” a la subida del valor. Eso sí, “al especular intradía en los futuros, perder más de un 1% me parece exagerado. Un 0,5% es más que suficiente”. Precisamente, para evitar esto “hay que hacer uso siempre de stop loss y ejecutarlos”.

Renta variable
Qué ofrece la bolsa a los inversores? Según Marc Ribes, co-fundador de BlackBird y colaborador de Golden Diligence, “encontrar un refugio parcial frente a la inflación, seguridad jurídica y económica basada en las regularizaciones del mercado y liquidez a la inversión con valores”
Covadonga Fernández, analista de Self Bank, indica que “este año estaríamos en aquellas compañías que no estuvieran impactadas por la situación económica actual, con buena generación de caja y compañías internacionales. Por contra, la analista recomienda evitar “compañías con elevada deuda, aquellos bajo el riesgo de sufrir recortes de rating o en zonas problemáticas”, afirma Covadonga Fernández. En relación a los sectores, recomienda “prudencia” aunque están positivos con sectores como “salud” y no positivos en sectores más cíclicos como “consumo o automovilísticas”. Respecto al sector bancario, Fernández afirma que las cosas han cambiado este año y “la cotización de los bancos debería volver a ceñirse a los fundamentales”. Desde Self Bank se muestran positivos con las compañías de telecomunicaciones, entre otros motivos, por la relajación regulatoria que pesa sobre él, “excepto France Telecom, Telefónica y Belgacom, ya que podrían recortar previsiones y dividendo”.

En el momento de decirnos por una acción, según Marc Ribes, “hay que fijarse en el PER, que nos dice en cuántos años vamos a recuperar la inversión y si la decisión de invertir en ese activo es correcta”. Pero “la estrategia no consiste únicamente en comprar una acción con un PER bajo, pues el increíble optimismo nos puede llevar a niveles ridículos de PER; tenemos que ajustar el PER real con el dividendo y la tasa de crecimiento”. Además, debemos de abstenernos de mirar el precio cuando invertimos, “y sí las órdenes de compra y venta, porque el precio nos puede volver locos”. Por otro lado, el 'value investment' nos dice en qué tipo de mercado estamos. “Esto es muy valioso, porque tenemos que entender el mercado para sacarle ventaja”.

Aunque se sienta predilección por un mercado, Joan Cabrero, analista de Agora Asesores EAFI, aconseja siempre diversificar por activos – renta variable, renta fija, materias primas y divisas-, “con lo que, dentro de nuestra cartera tendremos que decidir qué porcentaje destinamos a cada una de estas variables. Y además se puede estar en liquidez....y apalancarse. “En función del perfil de riesgo, cada uno tiene que elegir a través de qué activos invertir y cuánto nos queremos apalancar”.

DETECTAR Y ATACAR LA TENDENCIA

Una vez tengamos asentadas las bases y seleccionados los activos, toca detectar la tendencia. En los mercados en tendencia es cuando un broker puede hacer las mayores plusvalías, o también sufrir las mayores pérdidas. Por ello, es esencial detectar cuándo estamos o se aproxima una tendencia para atacarla de forma acertada. Según Greg Michalowski, chief currency analyst de FXDD, para ello hay que tener presente que “los periodos en rango son seguidos de periodos en no tendencia y viceversa”. Para atinar con dicho momento, tenemos que ver “que la media de 100 ó 200 se aplanta porque no hay tendencia, podemos anticiparnos, entonces, a que le seguirá un periodo de tendencia. Cuando las medias de 100 y 200 sesiones convergen con el precio, compradores y vendedores están en equilibrio”. ¿Cómo saber si la tendencia será bajista o alcista “Una ruptura a la baja de la media inicia la tendencia a la baja. Una vez que el precio ha retrocedido, nos ha mostrado su tendencia, por lo que podemos aprovechar para entrar a la baja, limitando el riesgo entre la media de 100 y la de 200. Y, viceversa”.

Otra opción para captar la tendencia del mercado nos la propone José Luis Cava, analista técnico independiente, y consiste en “moverse con los extremos de optimismo y pesimismo combinándolos con el MACD”. ¿En qué consiste este sistema? si el MACD está cortado al alza y hay tendencia lo más probable es que haya un movimiento lateral. "Si me da una señal de venta y hay factor estacional bajista, me da una señal de fábula". En la tendencia alcista habrá un extremo de optimismo, no esperamos un desplome, pero sí una pauta correctiva. Con el MACD cortado al alza y optimismo mediante el ratio de put-call, no hay que comprar porque “cuando estoy especulando en el lado de la masa me siento incómodo porque siempre pierdo”. Además, “con un extremo de pesimismo con el MACD cortado a la baja, lo más probable es que el mercado rebote, por lo que podremos aprovecharlo para adoptar posiciones cortas – porque el MACD está cortado a la baja- con el PPO por debajo de menos 10, no hago caso a mi sistema. “Y especularé en contra de la tendencia dominante”.

Además, el indicador “momento total te dice cuándo entrar en el mercado y muestra que, si tanto en marco diario, semanal, mensual, trimestral como anual es alcista es momento de comprar”, dice Luis Francisco Ruiz, analista de estrategiasdeinversion.com. Pero, “si falla uno, el resultado iría restando las posibilidades de entrar en el mercado. Cuando falla la mayoría no es el momento de estar en el mercado”.

Para facilitar la operativa técnica, Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets, propone el uso de las velas Heiken Ashi que ayudan a reflejar la tendencia de los mercados de una forma más clara. . Si un mismo gráfico de velas japonesas tradicionales lo trasladamos a velas de Heiken Ashi “tenemos el mismo movimiento de mercado pero con menos velas correctivas. Con estas velas se ve mucha más clara la tendencia alcista o bajista que con el tradicional”. Además, “este tipo de velas también nos permiten poner el stop loss con más facilidad, tomando como referencia el máximo o mínimo de la serie de velas anteriores”.

SELECCIONAR LOS PRODUCTOS

Detectada la tendencia, hay que sumergirse en la operativa. Para ello, nos podemos valer de productos como los CFDs o las opciones.
Entre los productos estrella para especular en el mercado destacan los CFDs. Los contratos por diferencias son un instrumento financiero derivado Otc (over the counter), a través del cual podemos invertir en todo tipo de mercados. La peculiaridad del CFD es que nos ofrece apalancamiento (multiplica nuestro poder de inversión) y que nos permite invertir tanto al alza cómo a la baja. Este hecho puede ayudar a “diversificar la cartera con una mínima gestión monetaria”, indica Joan Cabrero, analista de Agora Asesores EAFI. No obstante, Soledad Pellón avisa que “hay que conocer las noticias que afectan al activo sobre el que se está invirtiendo con CDSs, ya que los hechos relevantes también afectan al precio del contrato por diferencias”. Por ejemplo, “si estoy largo con CDSs, cobraré los dividendos pero, si me pongo corto, tengo que pagarlos”.

Haciendo uso de este producto, Pellón nos recomienda una estrategia de pares sobre las divergencias en el S&P 500 vs. Nikkei 225. “desde 2009 el S&P500 ha subido cerca de un 50% frente a una subida de algo más del 5% para el índice asiático. Las inyecciones de la FED lo han provocado pero quizás lo más atractivo es la divergencia que tienen. Estrategia: Cortos en S&P largos en el Nikkei. No tenemos una exposición directa a un activo sino que arbitramos con ambos”.

Otro producto para poder invertir apalancados son los Warrants. Francisco López Velayos, formación Productos Cotizados de Société Générale “Los warrants son el producto más veterano del mercado español”, asegura López Velayos, que garantizan “el derecho a comprar (call) y vender (put)” en base a un vencimiento “y siempre se liquida por diferencias en euros”. Para operar con warrants, la estrategia a usar es “similar a la de las acciones”.

Próximamente tendrán disponibles las conferencias completas en vídeo.