El banco estadounidense Citigroup premió a sus mejores corredores de bolsa con tarjetas de débito por un valor total de 3,5 millones de dólares, según informa hoy el diario The New York Post. La empresa de servicios financieros, que tiene serias dificultades económicas y ha registrado pérdidas en sus últimos cinco trimestres, ha recibido ya 45.000 millones de dólares del Gobierno de Estados Unidos para evitar su quiebra.
El portavoz de Citigroup, Alex Samuelson, señaló al rotativo que las primas se entregaron como compensación por la cancelación de unos viajes que estaban planeados para sus corredores de Smith Barney. Estas recompensas se entregaron el mes pasado a los 2.000 mejores corredores de bolsa de la compañía en forma de tarjetas de débito que podrán gastar como quieran.

Las primas venían acompañadas de una tarjeta de agradecimiento: "Por favor acepte esta tarjeta con nuestra gratitud y mejores deseos para construir nuestro éxito", se afirma en el periódico.

Samuelson también informó de que todo el dinero entregado a los asesores procede de los ingresos de Smith Barney, con lo que despeja así las dudas sobre si procedía de la ayuda pública.

Según el banco, la recompensa representa un gasto mínimo en comparación con los ingresos que estos asesores generan para Smith Barney.

"En uno de los ambientes de reclutamiento más agresivo de la historia de nuestra industria, hemos equilibrado prudentemente la necesidad de reconocimiento y desarrollo de nuestros mejores asesores financieros con la necesidad de reducir significativamente los gastos de la empresa durante estos tiempos difíciles", explicó Samuelson en un comunicado.

El diario recuerda, además, que esa empresa ha prometido futuras primas a sus agentes cuando Smith Barney complete su fusión con Merrill Lynch el año que viene.