El banco estadounidense Citigroup pondrá un tope máximo de 100.000 dólares (69.400 euros) a los bonos en efectivo de sus ejecutivos con el objetivo de "calmar la ira" que despiertan los primas de Wall Street en la sociedad, aunque está decisión suponga dificultar la retención de sus mejores directivos, según publica 'Financial Times' citando fuentes cercanas a la situación.