Tras mantener conversaciones hasta altas horas de la noche del miércoles con autoridades reguladoras estatales y federales de Estados Unidos, Citigroup acordó en principio recomprar los valores con tasas fijadas mediante subasta, conocidos como ARS, que vendió a individuos, instituciones de caridad y pequeñas empresas, señaló una persona con conocimiento de la situación. Aunque los detalles finales aún están siendo establecidos, es probable que el acuerdo despeje el camino para que otras firmas de Wall Street que se hallan bajo el escrutinio del gobierno tomen medidas similares para devolver dinero a inversionistas atorados con más de US$200.000 millones en ese tipo de valores. Citigroup cree que gastará cerca de US$5.000 millones a US$6.000 millones durante los próximos tres meses para incluir los valores durante en su hoja de balance, indicó la fuente, pero eso podría cambiar dependiendo de las fluctuaciones en el mercado, que afectarían el valor de los títulos.