Citigroup busca reducir en un 40% sus activos desde sus máximos previos a la crisis financiera, a medida que la entidad financiera realiza cambios drásticos a su negocio y regresa a sus raíces bancarias, ha dicho su presidente ejecutivo, Vikram Pandit.
Durante un panel del Banco Central Europeo sobre las políticas del sistema financiero, Pandit señaló que el "regreso a lo básico" se produce después que Citigroup aprendiera una serie de lecciones a partir de la crisis, las que incluyen cambios drásticos a su liquidez y financiación, gestión de riesgo y la forma en que trata a sus entidades locales, las que ahora equiparan sus activos y pasivos en moneda local.

El ejecutivo añadió que Citigroup ya no busca ser un "supermercado" de servicios financieros y que las divisiones que negocian valores propios "ahora serán y permanecerán como una parte muy pequeña de nuestra base de ingresos".

Pandit sostuvo que Citigroup y la comunidad bancaria pueden llegar a la conclusión de que el sistema financiero necesita una reforma, pero que una reforma a la estructura del mercado también es crucial.