Los expertos de la firma de inversión americana han reducido en un 18% sus estimaciones de beneficio por acción para 2017 y también han recortado de forma marginal los de los próximos años.

Mapfre anunció que estos desastres naturales iban a provocar una reducción de los beneficios de entre 150 y 200 millones de euros tanto por los huracanes, como por los terremotos de México.  Un 80% de esa cantidad afectará a las cuentas del tercer trimestre. Ellos consideran que el beneficio neto de 2017 será de 700 millones de euros, lo que implica un impacto del 18%.

En este entorno anticipan que la firma podría revisar el dividendo. Hasta el momento tienen una política de payout del 50-65% del beneficio. “Teniendo en cuenta los costes de los desastres naturales, para mantener el dividendo del año pasado de 0,145 euros por acción el payout debería ser elevado hasta el 64%, en la parte alta de ese rango.”

En la firma de inversión consideran que en el cuarto trimestre aparecerán más costes, “con lo que será difícil para Mapfre mantener el dividendo del año pasado”. En este entorno, los analistas de Citi consideran que la dirección de la aseguradora podría tomar decisiones como: mantener los costes y no iniciar ningún nuevo proyecto, realizar beneficios extraordinarios vendiendo algunas inversiones.

Por eso, los expertos reiteran la recomendación de vender las acciones de la compañía, dada su exposición “a las volátiles economías de Latinoamérica y a España”. Además, afirman que “ven una mejor relación riesgo-beneficios en otras empresas del sector”. Por eso han reducido el precio objetivo de la aseguradora desde 2,30 hasta 2,20 euros por acción.  Esto implica un potencial de caídas de más de un 17% desde los actuales niveles de cotización. En lo que va de año, las acciones de Mapfre caen casi un 6%.

Mapfre