No, el riesgo de una nueva corrección no se ha eliminado. Según los expertos de Citi en el futuro los mercados se enfrentarán a nuevas y mayores correcciones que las experimentadas en los últimos meses. Con todo, los expertos del banco de inversión estadounidense mantienen su apuesta de comprar en caídas.

Los analistas de Citi señalan en una nota a clientes de la que se ha hecho CNBC que “nuestro informe trimestral recomienda comprar renta variable en las mayores caídas “, afirman. Una apuesta que se basa en sus estimaciones de subidas de las bolsas. En el banco esperan que la bolsa global se revalorice un 8%, algo menos que la europea para la que pronostican alzas del 13%.

Unas previsiones que se apoyan en las estimaciones de crecimiento económico en todo el mundo. Sin embargo, esto no implica que haya riesgos, sobre todos los derivados del aumento de la volatilidad en un entorno de subidas de tipos de interés.  El alza del precio del dinero va a impactar en los márgenes de las compañías por el aumento de los costes financieros.

Con todo, los indicadores del banco no señalan a la llegada del mercado bajista. “Todavía vemos potencial de subidas para las bolsas, aunque alertamos de una mayor volatilidad y de correcciones más profundas”. Las compras en caídas, por eso, deberán ser “juiciosas”, aconsejan.

No hay que olvidar que en estos momentos, el actual mercado alcista por el que atraviesa la bolsa, sobre todo la estadounidense, se ha convertido en el segundo más largo de la historia, solo superado del que estuvo vigente desde 1990 al año 2000 cuando estalló la burbuja de las puntocom. Esto ha llevado a que las valoraciones de la renta variable estén elevadas.

Mercado alcista

Según Pablo Gil, estratega de mercados y director de método trading de XTB, opinaba en su última entrevista en Estrategias de Inversión que “creo que los altos en Europa los hemos visto, tengo la sensación de que los máximos del ciclo alcista que hemos vivido de 2009-2018 ya están puestos y mi pronóstico a priori es que será un año muy complicado y el año que viene será un año muy malo: mucha volatilidad, mercados en rango, probablemente generando una fase de distribución que da lugar después a un ciclo bajista”, apuntaba.