La huelga declarada este miércoles en el fabricante automovilístico Chrysler terminó siete horas después, cuando la empresa llegó a un acuerdo con el principal sindicato. 'Este acuerdo fue posible porque el sindicato puso en claro para Chrysler que necesitábamos un acuerdo en el que se respetaran las contribuciones que los trabajadores hicieron para el éxito de esta compañía', dijo el presidente de la UAW, Ron Gettelfinger