La inversión extranjera directa en China, la segunda economía mundial, ascendió a 86.680 millones de dólares (62.700 millones de euros) en los nueve primeros meses del año, un aumento interanual del 16,6%, informó hoy el Ministerio de Comercio.No así la proveniente de Estados Unidos que cayó casi un 10% debido a la ralentización de su economía.

Por regiones, la inversión procedente de Estados Unidos se redujo un 9,88% frente al mismo periodo de 2010, mientras que la de la Unión Europea bajó un 1,8%.

Sólo en septiembre, la inversión foránea aumentó a 9.050 millones de dólares (6.500 millones de euros), una subida del 7,88% que, sin embargo, muestra una ralentización de la entrada de capitales, ya que la subida interanual fue del 11,1% en agosto y del 19,83% en julio.

En los nueve primeros meses del año, China aprobó la creación de 20.400 nuevas empresas con fondos extranjeros, un aumento interanual del 6,24 %.

Por otra parte, la inversión china en el exterior (excluyendo la del sector financiero) aumentó un 12,5% en los nueve primeros meses de 2011, hasta los 40.750 millones de dólares (29.400 millones de euros)