China baraja "muchas opciones" para sancionar a Boeing y otras empresas armamentísticas relacionadas con la venta de material militar por valor de 6.400 millones de dólares (4.588 millones de euros) a Taiwán anunciada el pasado viernes por el Gobierno estadounidense. En una entrevista a la agencia local 'Xinhua', el vicepresidente de comunicación de Boeing en China, Wang Yukui, destacó que la venta fue organizada por la Administración de Obama, que avisó posteriormente a la compañía.