El Gobierno chino no ha conseguido completar con éxito la emisión de deuda estatal llevada a cabo hoy, por la que subastaba bonos a un año por 28.000 millones de yuanes (4.100 millones de dólares). Según fuentes del mercado citadas por Bloomberg, el hecho de no haber podido colocar la deuda esperada se debe "a la preocupación porque la inflación vuelva a repuntar". El ministerio de Finanzas chino colocó bonos por un total de 27.500 millones de yuanes a un rendimiento del 1,06%.