China mantiene su política de aumento de coeficiente de reserva de depósito exigido a la banca que tanto utilizó el año pasado. Es la segunda vez en 2011.

El Banco Popular de China ha ordenado elevar las reservas en 50 puntos básicos más. El porcentaje varía según las entidades, en el caso de las de mayor volumen se situaría en el 19,5%.