Una nueva sociedad de inversión estatal china, valorada en 200.000 millones de dólares, y la Asociación China de Hierro y Acero han desmentido las informaciones según las cuales podrían entrar en una guerra de ofertas con la minera australiana BHP Billiton (BHP) por Rio Tinto PLC. Los representantes del sector y los analistas creen que China seguirá buscando maneras de evitar que una posible fusión entre los dos gigantes del sector minero perjudique sus intereses. Según la prensa, China Investment Corp. está considerando unirse a las siderúrgicas nacionales para ofrecer unos 200.000 millones de dólares por Rio Tinto para competir con la oferta de compra de BHP. El motivo es que Pekín teme que la entidad resultante podría tener demasiado poder sobre el suministro de mineral de hierro y sus precios.